Skip to content

La lucha contra el Covid se queda en la puerta de la obra

La ampliación de edificios polivalentes que construye el Govern de Catalunya para hacer frente a la covid-19 estarán listos en enero próximo. Así lo ha anunciado este viernes el director del Servei Català de la Salut, CatSalut, Adrià Comella, en rueda de prensa, junto con el Vicepresident del Govern, Pere Aragonés. La financiación de los 85 millones de euros se ha hecho a cuenta de los fondos covid, según el Govern.

La vanguardia, 27 de noviembre de 2020

La ampliación del Hospital de Bellvitge deja atrás en su construcción la seguridad e higiene de los trabajadores.

Tras la grandilocuente noticia de la Vanguardia, nos encontramos con que el Govern de la Generalitat no dice nada de las jornadas laborales extenuantes de 11 horas diarias de lunes a viernes (con solo dos descansos de media hora para comer), mas 7 horas los sábados, 62 horas semanales en total, en diferentes turnos, a la que se ven sometidos los trabajadores y trabajadoras contratadas para la realización de dichas obras.

La subcontratación por parte de la UTE, que integra a las empresas Copisa y Suris, de casi todo el proceso de construcción, conlleva precariedad y temporalidad extrema para los trabajadores y trabajadoras, con ritmos de trabajo más propios de épocas esclavistas, con el consiguiente riesgo en cuanto a accidentes de trabajo.

La falta de higiene, en los espacios destinados al aseo personal y comedor de los trabajadores y trabajadoras se agrava por la inexistencia de vestuarios. En estos tiempos de pandemia no deja de ser una paradoja que un hospital destinado en principio a la lucha contra el Covid, y pagado por todos, y su construcción sea dentro de los terrenos del complejo sanitario, no se tomen las medidas mínimas de prevención. Unas obras, donde la preventiva de tomar las temperaturas de trabajadores y trabajadoras no se cumple. Para los responsables de la Generalitat de Catalunya que permiten estas situaciones deberían reescribir la famosa frase de Marx de “la democracia se queda en la puerta de la fabrica”, por la de “la lucha contra el Covid, se queda en la puerta de la obra”.

Este sindicato valora la posibilidad de emprender acciones sindicales y legales si esta situación no es corregida dentro de los plazos adecuados.

Tags: