EL TIMO DE LA ESTAMPITA

METRO DE BARCELONA

  “El esquema de la estafa consistía en dos cómplices; uno de ellos se hacía pasar por una persona con problemas mentales, que en la jerga es apodado el tonto, quien llevaba un sobre lleno de billetes a los cuales no daba importancia alguna porque creía que eran meras estampitas. El personaje entablaba conversación con algún viandante, el primo, y en ese momento entraba en escena otro de los estafadores, el listo, quien proponía a la víctima hacerse con el dinero por medio del engaño. Entonces, el incauto ofrecía al tonto una pequeña cantidad de dinero por las estampas del sobre; éste aceptaba y entregaba el sobre. Una vez que el listo y el tonto se habían marchado, la víctima se daba cuenta de que en el sobre no había dinero, sino papeles sin valor.”
Fuente: Wikipedia

En nuestro afán por hacer comprensible la situación actual sobre los cambios de contratación hoy explicaremos, o lo intentaremos al menos, a través del famoso “timo de la estampita” lo que para nosotros significa “comprar” sin más lo que la Dirección de TMB nos ha planteado a todo el Comité de Empresa.

En esta analogía existen tres protagonistas, “el Tonto” (la Dirección de Metro), “el Listo” (la asesoria legal de la Dirección) y “el Primo” (el Comité de Empresa de Metro). Como en el timo real “el Tonto” (Dirección) acude “al Primo” (CE) por que tiene unos maravillosos 469 puestos de trabajo que puede reconvertir en fijos/indefinidos de forma mágica, claro al ser “el Tonto” no sabe que hacer, pero si sabe que “al Primo” le interesan esos 469 puesto de trabajo fijos/ indefinidos. Como no falla nunca en este timo, aparece por allí “el Listo” (asesoria legal de la Dirección) que propone un maravilloso acuerdo para que “el Primo” se quede con los 469 contratos de fijos/ indefinidos a través de una esplendida jugada para todas las partes.

“El Listo” plantea, que debido a que “el Tonto” tiene un problema, ha contratado mal durante muchos años, debe regularizar ese método de contratación a través del EBEP (Estatuto Básico del Empleado Publico) para que así nadie le denuncie ni le recrimine que contrata mal, para ello empezara por hacer un concurso de meritos, amañado y de pega, para que esos 469 contratos que deben hacerse fijos/indefinidos lo sean después de pasar esos méritos, de esta forma “el Primo” ya tiene 469 trabajadores mas a fijos/indefinidos, aunque sea con artimañas. Recordamos aquí, que la AMB (Área Metropolitana de Barcelona) no exige ningún tipo de requisito o cambio en el sistema de contratación en TMB para que esos 469 puestos de trabajo sean fijos/indefinidos de forma automática. Pero aquí empieza el “timo”, para que esto ocurra se le exige “al Primo” que acepte saltarse convenios, acuerdos y pactos, vinculantes para las dos partes, y que regulan la forma de contratación en Metro, y acepte que a partir de ahora la contratación se rija por el EBEP.

Este EBEP es el mismo que ha llevado a mas de 850.000 trabajadores de las administraciones publicas a cursar multitud de demandas por temporalidad abusiva y discriminación, el mismo por el cual la Comisión Europea ha requerido al estado al existir indicios de que las Administraciones españolas incumplen la normativa comunitaria,  al abusar de su relación temporal sucesiva, sin reconocerles estabilidad en el empleo público.

Llegados a este punto se trata de las voluntades de las partes, una es la “del Primo” el consentir ser timado, la otra es la “del Tonto” en aceptar el consejo “del Listo” en realizar una jugada de dudosa legalidad jurídica.

¿Por que decimos “jugada de dudosa legalidad jurídica”?Con lo que “el Tonto” y “el Listo” no cuentan es que hay una parte de “el Primo” que también cuentan con su propio amigo “Listo”, que serian las asesorias jurídicas de varios sindicatos, que advierten que la jugada planteada no es necesaria y que en ningún caso ven base legal para la aplicación del EBEP en Metro, en consecuencia no entienden que en Metro se deba contratar a través de esta formula.

Ya hemos explicado lo que significaría la contratación a través del EBEP en Metro y el incumplimiento de pactos, acuerdos y convenios que supondría si aceptamos “el timo de la estampita” que nos propone la Dirección. Si lo explicado es de conocimiento de todas las secciones sindicales de Metro presentes en el comité no entendemos como algunos todavía quieren “ser Primos” y no son capaces de ver como entre “el Tonto” y “el Listo” pretenden, que a través del beneplácito del Comité de Empresa, se implante un sistema de contratación precario, injusto y de temporalidad infinita.

Para nosotros queda patente que “el Tonto” (Dirección) no es tan tonto, “el Listo” (asesoria legal de la Dirección) no es tan listo y que “los Primos” (Comité de Empresa) son primos si ellos, y sus necesidades sindicales, así se lo permiten.

Para Solidaritat Obrera queda claro que no vamos a ser parte de “los Primos” que compren la estampita a cambio de vender los acuerdos, pactos y convenios vigentes.