Skip to content

Negociadora de Convenio: Amianto 17/12/19

METRO DE BARCELONA

En la reunión de hoy la Dirección, tras asumir el documento de su asesor, el higienista Lluís Mallart, ha mostrado una modificación del discurso que había mantenido hasta el día de hoy:

La RD afirma que el marco de la negociación colectiva si bien es positivo para marcar unas líneas generales estratégicas, será insuficiente para las ‘reclamaciones de carácter técnico’. Entienden que las legítimas solicitudes de la RT sobre los 13 puntos de amianto deberían ser trasladados a una mesa específica.

La RT ha recordado que si se ha acabado en este marco de negociación de convenio con este tema ha sido por la negativa continuada de la Dirección a encontrar una solución específica y dinámica.

En su exposición la RD informa que el número de afectados actualmente es 29, y que todos han trabajado o trabajan en el área de Manteniment i Projectes. Han repasado los recursos destinados hasta la fecha y anuncian que antes de fin de año inscribirá en el Dept. de Salut todas las fichas de 2019 para su derivación al RETEA. La estimación aproximada de fichas será de unos 1000 trabajadores.

Ni asumen ni asumirán el lavado de la ropa, y advierten que están en disposición de ofrecer una ‘adecuación de las tareas’ para aquellos afectados que tengan ‘percepción de intranquilidad y angustia’ en su día a día. Ante las dudas que ha generado este anuncio se ha solicitado información sobre cómo se articulará ese mecanismo, y se ha pedido una modificación del lenguaje utilizado y referido a estos compañeros, que cumpla con criterios éticos y morales, y la reubicación inmediata de los trabajadores afectados.

Mallart reconoce que es necesaria una hoja de ruta que defina tareas y lugares de trabajo. Fruto de este anuncio se ha insistido en el reconocimiento a la exposición histórica. La RD se refugia en las mediciones realizadas, y asegura que estan bajo el límite legal permitido. Mallart anuncia que la tendencia es generar protocolos en este momento, para avanzar en la solución de los problemas derivados.

Otras cuestiones interesantes que han surgido son la importancia relativa de las mediciones a la hora de decidir sobre la situación concreta del personal afectado, la insuficiencia actual de los inventarios, o la calidad en la retirada del amianto, más que cuestionable por las empresas contratadas para tal efecto. Asimismo, la asesoría de la empresa a fin de encontrar ese lenguaje adecuado y común ha admitido el riesgo y la exposición a nivel higiénico, a la vez que reconocía que ambientalmente los valores se encuentran por debajo del umbral legal permitido, tanto en la legislación española, como la francesa, de mayor envergadura.

La reunión ha proseguido con el anuncio de un nuevo protocolo y ha finalizado como se ha iniciado: con la negativa a tratar el 13er punto sobre Jubilación anticipada a personal afectado, recordando que este y otros temas deben ser objeto específico de una mesa técnica.