LA ESPADA DE LA REPRESIÓN SIGUE EN ALTO

Siete años después de la ocupación del Rectorado de la UAB (Universitat Autònoma de Barcelona) en el marco de una protesta de la Plataforma Unitaria en Defensa de la Universidad Pública (PUDUP) por el aumento de las tasas, los 27 encausados y encausadas, estudiantes y profesores- a los cuales la Fiscalía les pedía 500.000 euros y más de 300 años de prisión – han recibido una nueva citación judicial para este viernes 26 de marzo a las 9h en los Juzgados de Sabadell.

“Som27iMés” la plataforma creada para apoyar a los encausados y encausadas ha convocado este viernes una concentración de apoyo y solidaridad ante la vista de conciliación, en la cual “el mismo día 26, Fiscalía nos hará una propuesta de pacto donde pretenden que asumimos nuestra culpabilidad a cambio de una reducción de la pena que nos piden”, y que van de los 11 años y medio hasta los 14 años, además de una responsabilidad civil que “ha ido variando de los 500.000 euros a los 12.000 euros actuales”.
Ante esta situación se crea una “vulneración de derechos y una indefensión” porque supone “tener que decidir deprisa y corriendo sobre este hecho, sin tener información previa” y, además, “obligándonos a reconocer que somos culpables”.

Los encausados y encausadas defienden que, la primavera del 2013, “estábamos defendiendo la universidad pública”, así como los “derechos y la democracia interna en la universidad”, y por eso “no se consideran culpables”. Desde Som27iMés se ha organizado una jornada de lucha en la UAB el jueves, 25 de marzo, que incluirá charlas, una paradeta informativa y otras actividades.

El viernes, 26 de marzo, se ha convocado una concentración de apoyo a los 27 encausados ante los Juzgados de Sabadell a las 9 horas.

Desde Solidaritat Obrera queremos manifestar todo nuestro apoyo y solidaridad a los encausados y encausadas, animamos a difundir y participar de forma activa en los actos convocados. La lucha podrá ser reprimida y silenciada pero nuestra solidaridad debe ser la llama donde convertir sus leyes en cenizas y mantener la justicia viva.