Comunicado oficial ante la convocatoria de huelga del 18 de octubre de 2019

SOLIDARITAT OBRERA BARCELONA

Solidaritat Obrera quiere comunicar a las trabajadoras y al conjunto de las clases populares nuestro posicionamiento ante la huelga general convocada este viernes 18 de octubre de 2019.

Para nosotros sigue vigente nuestro posicionamiento del 3 de octubre de 2017, en el cual hicimos un llamamiento a las trabajadoras de Catalunya a participar de las movilizaciones en defensa de nuestros derechos y libertades, y de forma muy especial a participar de forma masiva de la huelga general convocada.

Nuestro posicionamiento se ve reforzado después de la sentencia del pasado lunes, ya que sienta un peligroso precedente que puede afectarnos a todas y cada uno de nosotras:

– Se criminaliza cualquier acto de protesta, que ahora puede ser caracterizado como sedición, utilizando un argumentario totalmente reaccionario.

– Se coartan libertades de forma drástica.

– Se produce un recorte de derechos agravando las penas judiciales como metodo represivo.

Esta sentencia es la excusa que necesitaba el estado español, y sus fuerzas policiales, para tener carta blanca a la hora de reprimir cualquier forma de protesta laboral o social. Tenemos claro que los argumentos empleados en la misma serán usados contra los derechos de las trabajadoras, como pueden ser el derecho de asamblea, reunión, protesta o el derecho a la huelga.

Venimos de una tradición sindical y política que históricamente ha defendido los derechos y las libertades de la clase oprimida y que, en infinidad de ocasiones, ha tomado las calles para luchar para poder ser protagonistas de nuestro presente y futuro. En estos tiempos tampoco puede ser diferente.

Como libertarias, como internacionalistas, y  como parte activa de los movimientos sindical, popular y asociativo de Catalunya, defenderemos siempre el derecho de autodeterminación de los pueblos, empezando por el nuestro.

Pero mientras no consigamos la emancipación plena de la clase trabajadora, seguiremos condenadas a unas condiciones de vida míseras, marcadas por desahucios y salarios que ya no son ni de subsistencia, por unas oligarquías española y catalana que van siempre del brazo para imponer contrarreformas laborales y recortes de derechos sociales.

Aun así, queremos denunciar la represión que sufre el pueblo catalán movilizado, por parte del estado español que, mostrando su cara más cruda y autoritaria, quiere imponer su voluntad hasta las últimas consecuencias. Siempre hemos estado en contra de cualquier tipo de represión, tanto contra las protestas populares, como contra todo anhelo de emancipación social.

La libertad colectiva no será posible sin la acción decidida del pueblo y las trabajadoras, alzadas y tozudas, frente a un Estado y unas élites políticas que mantienen unas estructuras antisociales, explotadoras, heteropatriarcales y opresoras, que también están defendidas por algunos de los actores del llamado soberanismo catalán que, temerosos y acongojados, también mandan a reprimir a su propio pueblo.

La autodeterminación y la emancipación sólo serán posibles a través de la acción insumisa de las oprimidas, que entiendan en este hecho como una batalla por la defensa y la mejora de sus condiciones materiales de vida. La socialización de los medios de producción, de la riqueza y la eliminación de todas las formas de opresión, así como la más amplia libertad de decisión y participación a través de la acción directa y la autogestión, será lo que nos hará realmente libres. Así pues, no permitiremos que nadie tome lo que es nuestro, lleve la bandera que lleve.

Solo el pueblo constituido como sujeto político y de clase, es quién tiene que servir de fundamento para cualquier cambio social importante y, por lo tanto, celebramos la extensión de organizaciones populares de base para practicar la desobediencia y hacer frente al contexto autoritario existente. Queremos que esta actitud de desobediencia y enfrentamiento a la autoridad vaya más allá de la tesitura actual y se dirija a todas las injusticias a las que estamos sometidas.

Es por todo ello que Solidaritat Obrera llama a una movilización contundente y masiva en la huelga general de este 18 de octubre de 2019, así como hace dos años lo hicimos un 3 de octubre de 2017.